Blog

La importancia del índice de bienestar

Los 3 niveles métricos de bienestar de SAHNA son:
1. El perfil de riesgo para la salud dentro de las compañías.
2. La mejora de productividad de los trabajadores en las compañías
3. El índice de bienestar de SHINE (Sustentabilidad y salud en empresas positivas en la red, por sus siglas en inglés ) de la escuela de salud pública de Harvard.

Mientras dos de estas medidas son principalmente formalizadas y utilizadas ahora en los negocios de todos los días y en la salud, el nivel de bienestar es, tal vez lo más comprensible y cercano a nuestra misión en SAHNA.

Mientras dos de estas medidas son utilizadas principalmente en los negocios de todos los días y en la salud, el nivel de bienestar es, lo más comprensible y cercano a nuestra misión en SAHNA.

El nivel de bienestar consiste en un cuestionario de 25 minutos con más de 100 preguntas relacionadas al bienestar. Todos los trabajadores que entran al programa de SAHNA resuelven este cuestionario de forma anónima al principio del programa y después, cada 6 meses. SAHNA recopila la información y la analiza grupalmente y nunca individualmente.

Hemos sido muy afortunados por trabajar con Eileen McNeely, la subdirectora del programa SHINE de HARVARD. Su misión es el crear un índice de bienestar que pueda ser usado para certificar a las compañías—específicamente el bienestar de su fuerza de trabajo. Alguna de estas primeras compañías involucradas en la certificación son: Johnson&Johnson, Abott, Chemicalo, Corning Insulation Systems, etc.

Cuando escuchamos por primera vez de este innovador proyecto (SHINE), marcó el camino con el que fundamos SAHNA.

Nuestro modelo de bienestar es que los empleados más saludables, son más eficientes y por lo tanto las compañías necesitan invertir más en su capital humano para ser más productivas y socialmente responsables.

Durante algún tiempo las compañías han sido capaces de recolectar datos acerca de la eficiencia de sus máquinas y hasta cierto punto, de su capital humano. Hoy cambiamos el curso en el cual los datos acerca de la salud y el bienestar pueden ser aplicados a la productividad.

Este es un concepto muy importante ya que más y más trabajadores están adoptando el modelo occidental de trabajos de escritorio con menos y menos actividad física que hubiera sido incluida en el viejo sistema agrario.

Como lo dijo uno de nuestros asesores en la conexión entre el cáncer y el sedentarismo “Ser sedentario y estar deprimido, tiene el mimo efecto en el riesgo de padecer cáncer como el fumar una cajetilla de cigarros al día”.